Orkin Español

Para atención inmediata, llame 866-949-6097

Aceite de Naranja y el Control de las Hormigas de Fuego

Las hormigas rojas de fuego fueron traídas a los Estados Unidos  desde Brasil en los años 1930. En su país natal, la hormiga roja de fuego tiene depredadores, parásitos y ciertas condiciones del medio ambiente que controlan su población. Contrariamente, las hormigas rojas de fuego importadas tienen muy pocos depredadores naturales en Norte América, por lo cual es tan difícil el control de su población.

Los nidos de las hormigas de fuego pueden crecer hasta dos pies de diámetro y 18 pulgadas de alto. Esos nidos pueden interferir con el equipo agrícola y el ganado. La picadura de las hormigas puede también ser muy dolorosa para los humanos, produciendo una sensación similar a la de una quemadura. Esta sensación es la razón de que la llamen hormiga de “fuego”. Algunas personas son alérgicas a la picadura de esta hormiga y  requieren atención médica inmediata cuando son atacadas. Enjambres de hormigas de fuego pueden atacar a pequeños animales, así como a las mascotas de las casas y herirlas o matarlas.

Si Ud. decide tratar la infestación de hormigas de fuego en su casa, el uso de aceite de naranja es una opción. Hay dos maneras de producir aceite de naranja: hervir las cáscaras de naranja y recolectar la condensación resultante o colocar las cáscaras de los cítricos en un contendor con agua. Sin embargo, los tratamientos caseros no son tan efectivos contra la infestación de las hormigas de fuego como los tratamientos usados por un profesional de control de plagas.  Para erradicar las colonias de hormigas de fuego cerca de su casa, comuníquese con un experto local de control de plagas.

Otros Métodos de Control: