Orkin

For your convenience and immediate attention, call

Anatomía de las Moscas

La cabeza de la mosca contiene ojos, antena y aparato bucal. La mosca doméstica vuelve líquida la comida con su saliva antes de usar su labio superior (labro) y su labio inferior. La antena, ubicada arriba del aparato bucal, constituye su fuente primaria del sentido del olfato y la utiliza como tal antes de usar su aparato bucal, esponjoso y succionante. Los ojos compuestos de la mosca doméstica, uno de los más complejos entre los ojos de los insectos del mundo, ofrecen una visión de 360 grados. Por esta razón resulta tan difícil sorprender a las moscas y matarlas.

La mosca tiene un par de alas plenamente desarrolladas sobre el tórax y debajo, detrás del punto de inserción de cada ala, cuenta con una estructura llamada Halter vestigial, la cual le permite que pueda mantenerse en equilibrio durante el vuelo. Sus seis patas también están conectadas al tórax y constan de cinco segmentos. La mosca doméstica tiene un exosqueleto duro que la protege de la pérdida de humedad y usa los vellos que tiene sobre su cuerpo como sentidos del gusto y del olfato.