Orkin

For your convenience and immediate attention, call

Las Moscas Amarillas

La hembra de la Mosca Amarilla pica y como otras moscas dentro de esta categoría, se alimenta de sangre para fomentar la producción de huevos. El macho no pica. Tanto el macho como la hembra extraen el néctar de las plantas y el polen para proporcionarse energía. Esta mosca es encontrada masivamente en América Latina y en las regiones tropicales de los Estados Unidos. Aunque un gran número de moscas son referidas como moscas amarillas, la verdadera Mosca Amarilla es de la familia Tabanidae, su nombre científico es Dachlorus ferrugatus y llegó a los Estados Unidos emigrando desde México.

La mosca amarilla prefiere climas calientes y húmedos, no le gusta la luz del sol y es más activa durante las horas anteriores al crespúsculo; también es atraída por el agua y frecuentemente encontrada en los bordes de los boques próximos a lagos y arroyos.

Las adultas miden aproximadamente un centímetro de largo, tienen un par de patas negras anteriores y dos pares de patas traseras negro-amarillentas. Su abdomen es amarillo y velludo. Los huevos de la mosca amarilla miden 1/16 de pulgada. Los huevos, inicialmente blancos, se oscurecen rápidamente y se vuelven negros, punto en el cual son comúnmente confundidos con heces. La larva es semi-acuática y se alimenta de material orgánico en descomposición que encuentra en los bancos de agua. Muda aproximadamente diez veces antes de enterrase durante el invierno. Después de emerger, ubica un sitio seco para entrar a la fase de pupa.

La hembra de la mosca amarilla pica fragmentariamente. Las trampas pueden ayudar a reducir su población cerca de los jardines o en la piscina. Sin embargo, en caso de una gran población, es aconsejable contactar al profesional en el control de plagas de su localidad para obtener una cita y soluciones.