Orkin Español

Para atención inmediata, llame 866-949-6097

Metamorfosis de la Mosca de la Fruta

La mosca de la fruta pase por tres etapas de desarrollo antes de convertirse en adulta: huevo, larva y pupa. A la temperatura ambiente, la mosca de la fruta puede desarrollarse como adulta en una o dos semanas. Las fases de huevo y larva se extienden aproximadamente por ocho días, mientras que el estado de pupa es de seis días. Las moscas de la fruta viven por varias semanas.

Después de 24 horas de que la hembra haya puesto sus huevos, emerge la larva. La larva pasa por etapas de metamorfosis que se conocen como instar (forma del insecto joven entre mudadas), durante las cuales la cabeza, la boca, la cutícula, los espiráculos y los ganchos son despojados. Durante la tercera etapa, la larva de este insecto se arrastra a un lugar seco para empezar la fase de pupa. El estuche de pupa es formado por la piel de la larva, que se oscurece y, posteriormente, se transforma en una superficie dura.

La mosca de fruta se desarrolla en la fase pupa. 24 horas antes de que la mosca adulta emerja, la pigmentación de los ojos y las alas dobladas ya son visibles a través del estuche de la pupa, llamado puparium. La pupa se oscurece antes de que la mosca adulta emerja.

Cuando la metamorfosis es completada, la mosca rasga el puparium empujando su parte anterior, conocida como opérculo. Al principio, la mosca de fruta es de coloración clara, con alas dobladas y abdomen alargado. A las pocas horas se oscurece, extiende sus alas y expande su abdomen.

Después de 48 horas de haber emergido del pupario, la hembra de la mosca de la fruta ya esta sexualmente madura y puede aparearse y poner huevos. Las moscas adultas son fértiles por todo el término de su vida. La hembra puede guardar espermas de múltiples inseminaciones para usarlos en futuras producciones de huevos.

Ciclo de Vida