Orkin

For your convenience and immediate attention, call

Caracoles y Babosas

Caracoles y Babosas :  Datos, Identificación y Control

Los caracoles y las babosas son una molestia cuando entran a los hogares. En exteriores, estos animales pueden causar daños severos a las plantas en jardines y parterres. En los Estados Unidos existen varias especies de ellos.Las babosas son animales de cuerpo blando. Según la especie, las adultas pueden tener varias pulgadas de largo. Los caracoles también son animales de cuerpo blando pero tienen conchas que usan como refugio y protección. En condiciones extremas, pueden sellar su concha y vivir dentro de ella por varios años.Tanto las babosas como los caracoles ponen huevos durante la primavera y el verano en lugares húmedos y protegidos.  Los caracoles cubren sus huevos con tierra y ellos eclosionan a los pocos días. Los caracoles inmaduros alcanzan la etapa adulta a los pocos meses. Las babosas y los caracoles viven varios años.Durante el día, las babosas y los caracoles habitan lugares húmedos. Permanecen debajo de troncos y piedras o en el subsuelo. También se esconden debajo de macetas y terrazas. En la noche salen para alimentarse.  Cuando están en movimiento dejan un rastro viscoso. Estas dos clases de animales consumen hojas de plantas. Debido a que los caracoles tienen concha, necesitan calcio en su dieta. Si la piedra caliza no es abundante, llegan a alimentarse de superficies pintadas.

La prevención de las babosas y los caracoles empieza con la eliminación de los lugares donde habitan. Coloque las pilas de leña lejos de su casa y almacénelas en un estante para que no tengan contacto directo con el suelo. Ponga macetas y floreros en estantes o baldas. Remueva la madera y las piedras de lugares húmedos que son lugares perfectos para que las babosas y los caracoles se escondan.

Revise que las puertas exteriores cierren correctamente. Reemplace los burletes en puertas y ventanas. Puede ser necesario hacer uso de un deshumidificador en sótanos húmedos. Cierre las puertas de las áreas reducidas para mantener a las babosas y los caracoles afuera. Adicionalmente, asegúrese que las rejillas de ventilación de las áreas reducidas estén abiertas para permitir que circule el aire, lo cual reducirá la humedad.

El paso siguiente consiste en una inspección detalla. Los rastros viscosos indican los lugares en que estos animales se esconden; es de especial ayuda observar en horas nocturnas de dónde salen. Algunos expertos sugieren eliminar especímenes individuales y colocarlos en un frasco con alcohol.  La mayoría de las personas prefiere utilizar pinzas para recogerlos en lugar de utilizar las manos.

Gránulos de materias activas pueden ser usados como cebos cuando hay muchos de estos animales. Es necesario asegurarse que las mascotas no estén alrededor de los cebos ni los consuman porque contienen químicos tóxicos peligrosos. También hay disponibles productos líquidos para el control de las babosas y los caracoles.  Comuníquese con un experto de su localidad  en el control de plagas para recibir información sobre las opciones de control y su efectividad.