Orkin Español

Para atención inmediata, llame 866-949-6097

Chinche Besucona

Chinche Besucona :  Datos, Identificación y Control

Las chinches besuconas recibieron su nombre a principios de siglo XX. Durante esa época se generalizó la idea de que estos bichos picaban a los seres humanos en  la boca mientras dormían.  De hecho, estos insectos se alimentan de la sangre de varios mamíferos, especialmente de la sangre de los seres humanos, a quienes muchas veces pican en la  cara.Estas chinches también son conocidas como Vinchucas.  El nombre proviene de la forma cónica de su cabeza.  El insecto es miembro de la subfamilia Triatominae y por esta razón son llamadas triatominas.Existen varias especies de chinches besuconas.  El Triatoma sanguisuga (LeConte) y el Triatoma protracta(Uhler) son las más comunes.  Estos insectos miden aproximadamente entre ½  y una pulgada de largo. Son de coloración oscura, usualmente café o negra. Algunas especies tienen marcas de color rojo, amarillo o habano sobre el abdomen. Las chinches besuconas pueden ser encontradas en todos los Estados Unidos.Las chinches besuconas son depredadores de animales tales como mapaches, zarigüeyas y ratas. La hembra pone los huevos en la primavera y las ninfas (o chinches inmaduras) se alimentan de sangre durante  las noches, cada vez que mudan de piel y crecen.

Estos insectos ingresan a veces a las casa, especialmente en las zonas suburbanas y rurales. La mayoría de personas que son picadas por las chinches besuconas no se percatan de la picadura y presentan una reacción mínima, cuando la hay. Un porcentaje pequeño de personas puede llegar a tener una reacción alérgica a la saliva de estas chinches. En tales casos, las personas sufren de rasquiña, inflamación y otros síntomas.

Las chinches besuconas pueden portar el protozoo Trypanosoma cruzi, parásito causante del flagelo de la enfermedad de Chagas.  Las heces del insecto contienen los protistas. Estos insectos defecan mientras, o poco después de que se alimentan. Si la persona  refriega las heces sobre una herida en la piel, puede ser infectada. Rasguñar el sitio de la picadura puede introducir heces al cuerpo y producir la enfermedad de Chagas, o tripanosomiasis americana. En los Estados Unidos pocos incidentes de la enfermedad de Chagas han sido reportados. Pero un solo  incidente de esta enfermedad en México y América Central puede ser motivo de preocupación en el suroeste de los Estados Unidos.

Existen varias medidas preventivas para evitar un encuentro con las chinches besuconas. El primer paso es mantenerlas fuera de su hogar. Asegurese que las puertas exteriores cierren bien. Reemplace los  burletes en puertas y ventanas.  Repare los daños de las pantallas mosquiteras de las ventanas y de las rejillas de ventilación de los espacios reducidos de acceso, y del ático. Ponga masilla alrededor de las aberturas de las líneas de servicios, tuberías y cables. Repare las grietas en los cimientos, que puedan permitir la entrada de insectos a la casa.

Es importante remover los nidos de ardillas y otros animales silvestres; mover las pilas de leña lejos de la casa; inspeccionar las camas de las mascotas con frecuencia  y también la mascota para asegurarse que estas chinches no estén habitando en su pelaje.

La aplicación de insecticida en el exterior puede ayudar a prevenir que las chinches besuconas no  entren su hogar. Un profesional local en el control de plagas puede indicarle qué tipo de pesticida liquido o granulado es más apropiado en una situación específica.