Orkin Español

Para atención inmediata, llame 866-949-6097

Ciempiés

Ciempiés:  Datos, Identificación y Control

Los ciempiés pertenecen a la clase de los miriápodos. El nombre Ciempiés, que significa “100 pies”, puede ser algo engañoso: el ciempiés puede tener entre 15 y 191 pares de patas. Los ciempiés tienen siempre un número impar de pares de patas. Los ciempiés son alargados, con cuerpos planos y segmentados que contienen un par de patas por cada segmento. Los adultos son de color marrón y miden más de una pulgada de largo.

Apariencia

Las cabezas de los ciempiés tienen un par de antenas largas y delicadas. Tienen boca pequeña y grandes estructuras, como garras, que contienen una glándula venenosa. Como la mayoría de los ciempiés son animales carnívoros que salen en busca de comida en la noche, utilizan sus garras para paralizar a sus víctimas, tales como gusanos, arañas y pequeños vertebrados.

Hábitat

Los ciempiés adultos se esconden en lugares húmedos y oscuros, y en zonas aisladas durante el invierno. Ponen los huevos en el suelo húmedo durante el verano o la primavera. Cuando se convierten en adultos, les crece una serie completa de patas y segmentos extras. Sin embargo, algunos ciempiés nacen completos. La mayoría de los ciempiés viven hasta seis años, pero su desarrollo requiere de dos a tres años.

Los ciempiés pueden entrar en las casas y edificios, pero no están activos durante el día. Se esconden en zonas húmedas alrededor de cuartos de baño, closets, sótanos y otros sitios normalmente infestados por plagas. Aunque los ciempiés pueden ayudar a los propietarios a deshacerse de insectos tales como cucarachas y moscas, las especies de gran tamaño pueden producir picaduras que resultan tan dolorosas como las picaduras de las abejas. Algunos ciempiés pueden moverse con rapidez cuando se les molesta. Cuando se manipulan, ellos pueden picar y causar dolor intenso, entumecimiento, descoloración e inflamación.

Dieta: ¿Qué comen los Ciempiés?

Los ciempiés detectan a sus presas mediante el uso de sus antenas, las cuales están cubiertas con pelos densos. Su presa es inmovilizada por el veneno inyectado a través de los colmillos maxilípedos. Las presas son pasadas a la boca por los maxilares primero y segundo y luego devoradas por las mandíbulas.

La mayoría de los ciempiés son carnívoros y sus presas son insectos de cuerpo blando, arañas, gusanos y otros artrópodos, incluyendo otros ciempiés. Sin embargo, el ciempiés Geofilomorfo consume plantas si no puede encontrar otras fuentes de alimentos y las especies más grandes de ciempiés pueden alimentarse de animales pequeños.

Antecedentes de los Ciempiés

Los ciempiés son animales nocturnos, ágiles y de rápidos movimientos. Raramente son vistos por la gente debido a su actividad nocturna y a la rapidez con que se mueven.

Mientras que algunos ciempiés tienen ojos compuestos que contienen hasta 200 unidades ópticas, otros no tienen ojos. Todos los ciempiés tienen una visión muy pobre y rastrean a sus presas a través del tacto.

Por su habilidad para escapar de los depredadores y cuando su entorno es propicio para la supervivencia, los ciempiés pueden vivir hasta seis años. Entre los artrópodos, este término de vida es considerado largo.

El ciempiés de la familia Geophilidae puede tener hasta 173 pares de patas, pero la mayoría de los ciempiés tienen solamente de 15 a 30 pares, cada uno de los cuales está conectado a un sólo segmento del cuerpo. Los ciempiés son venenosos. Su veneno les permite atacar las presas y defenderse de los depredadores y otros enemigos naturales. En el veneno de la mayoría de los ciempiés se ha encontrado 5-hidroxitriptamina y algunas especies de ciempiés de Norteamérica contienen citolíticos que pueden destruir las paredes celulares. El veneno de los ciempiés no es mortal para los seres humanos, pero algunas personas pueden resultar alérgicas a él y experimentar síntomas más severos.

Ciempiés en Norte América

Los ciempiés se encuentran en una variedad de entornos de Norteamérica, desde desiertos áridos hasta bosques húmedos de hojas caducas. Los ciempiés de los Estados Unidos son algunos de los más grandes de su clase.

El enorme Héroe Escolopendra (Scolopendra hero), también conocido como el Ciempiés de América del Norte, y el Ciempiés del Desierto de Sonora, habitan en páramos áridos. Estos ciempiés se encuentran dentro de los Estados Unidos y el norte de México, donde se desarrollan bajo piedras y troncos. Hay tres subespecies distintas de estos ciempiés en los Estados Unidos. El cuerpo del Ciempiés Arizona, o Scolopendra héroe arizonensis, es de color canela, con antenas color naranja brillante y la cabeza y la cola negras. El Ciempiés Azul con Cola es de color amarillo, con el extremo de la cola azul o púrpura. El Scolopendra hero castaneiceps, o Ciempiés Pelirrojo, es de color bronce o marrón, con patas amarillas y la cabeza rojo brillante.

Los ciempiés o escolopendras (quilópodas) denominados Scolopocryptops sexspinosa, Scolopocryptops peregrinator, Scolopocryptops rubiginosa y Scolopocryptops gracilisis se encuentran bajo piedras y troncos en jardines y bosques en todos los Estados Unidos. El Ciempiés de Piedra, o Lithobius forficatus, comúnmente se encuentra debajo de las rocas.

Métodos de Control

Debido a que los ciempiés se alimentan de insectos y otros artrópodos, la eliminación de sus fuentes de alimento es un paso decisivo para su control. Por esta razón, es ideal identificar a todas las demás plagas dentro de las casas y edificios antes de realizar cualquier control de infestación. Algunos expertos sugieren no tratar a los ciempiés directamente dado que sus poblaciones mueren o emigran si sus presas desaparecen.

Especies

Ciclos reproductivos de los Ciempiés

¿Son peligrosos los Ciempiés para los seres humanos?