Orkin Español

Para atención inmediata, llame 866-949-6097

Ciempiés Venenosos

Todos los ciempiés producen el veneno con el que someten a sus presas. Sin embargo, las picaduras de ciempiés suelen ser más dolorosas para los seres humanos que peligrosas.

Los ciempiés poseen maxilípedos, un par de patas delanteras modificadas que se curvan alrededor de la cabeza y detrás de las mandíbulas. Los maxilípedos penetran los tejidos de la víctima e inyectan veneno producido por una glándula en su base. Los maxilípedos de los ciempiés pequeños son demasiado débiles como para penetrar la piel humana y su picadura suele dejar sólo una molestia leve, similar a la causada por la picadura de una abeja.

El Ciempiés Gigante del Amazonas es el más grande de todos los ciempiés y puede llegar a medir más de 35 milímetros. El Ciempiés Gigante del Amazonas es de color marrón y tiene 46 patas amarillas que le permiten moverse con rapidez y adicionalmente trepar. Estos ciempiés venenosos a veces consumen animales grandes y se encuentran en las selvas tropicales, así como en las islas. Si bien la picadura de un Ciempiés Gigante del Amazonas puede ser peligrosa, su veneno no es letal para el ser humano adulto promedio.

El más potente de los venenos de los ciempiés contiene acetilcolina, histamina y serotonina. En algunas especies, también están presente los siguientes elementos: 5-hidroxitriptamina, fosfolipasa hemolítica y una proteína cardiotóxica.

Las personas con otras alergias a insectos deben observar muy de cerca sus síntomas en el caso de picadura de un ciempiés. Más allá del dolor inicial causado por un ataque, los posibles efectos secundarios incluyen inflamación severa, escalofríos, fiebre y debilidad. En el caso de una reacción alérgica severa, deben ser buscados de inmediato servicios médicos de emergencia.

Especies

El Ciempiés Doméstico

Ciempiés de Fuego

Ciempiés Pelirrojo de Texas

Ciempiés Doméstico de Color Claro

El Ciempiés Venenoso Negro