Orkin Español

Para atención inmediata, llame

Los Huevos de los Ciempiés

Los ciempiés pueden ser vistos fácilmente en las casas, pero sus crías pueden ser difíciles de encontrar. La mayor parte de los huevos de un ciempiés tienen un exterior pegajoso y se enrollan en el suelo, haciéndolos casi invisibles. En áreas templadas, los ciempiés ponen sus huevos en primavera y en verano. En áreas subtropicales y tropicales, los ciempiés pueden poner sus huevos en cualquier momento.

Los ciempiés son solitarios por naturaleza y la mayoría de las especies procrean sin contacto directo. Los machos enrollan pequeñas redes en las cuales depositan la esperma. Las hembras encuentran estas redes, las recogen y fertilizan los óvulos dentro de sus propios cuerpos. Sin embargo, algunas especies tienen realmente rituales de apareamiento.

Los lugares en que son depositados los huevos y sus hábitos varían por especies. Los Litobiomorfos y Escutigeromorfos ponen sus huevos uno tras otro en agujeros excavados en el suelo. La hembra cierra  luego los agujeros sobre los huevos y los deja allí. Los Geofilomorfos y los Escolopendromorfos, por otra parte, ponen de 15 a 60 huevos en nidos construidos dentro de la tierra o en madera podrida. Las hembras de estas especies embobinan a sus huevos para resguardarlos de depredadores y los lamen para quitarles las esporas de moho. A pesar de los cuidados que prodigan estas especies a sus huevos, las hembras a veces los abandonan después de alguna perturbación. En ese tiempo, los hongos comienzan a crecer y los consumen.

La mayoría de las especies de ciempiés ponen huevos que eclosionan en larvas. Una vez salen del cascarón, la mayor parte de los ciempiés cuenta solamente con una fracción del conjunto de sus patas. Ellos obtendrán el resto de pares de patas a través de una serie de mudas.

Ciclo de Vida

Ciclos reproductivos de los Ciempiés

Las larvas de los ciempiés

Infestaciones de Ciempiés

Lo que comen los Ciempiés y los Milpiés

Ciempiés que comen Madera