Orkin

For your convenience and immediate attention, call

Garrapatas del Perro y la Enfermedad de Lyme

Aunque las garrapatas de los ciervos son las portadoras principales de la enfermedad de Lyme, las garrapatas del perro también son vectores de la Borrelia burgdorferi, la bacteria responsable de dicha enfermedad.  Originalmente descubierta en Old Lyme, Connecticut, esta enfermedad puede ser tratada si es detectada tempranamente y si son administrados antibióticos.  Sin embargo, algunas picaduras de garrapatas no son reconocidas a tiempo y por tanto no reciben tratamientos apropiados. La enfermedad de Lyme no tratada puede conducir a la muerte.

Las garrapatas del perro son conocidas por alimentarse de mamíferos de sangre caliente. Como su nombre lo sugiere, a menudo se alimentan de los perros y entran a las casas a través de las mascotas. Como consecuencia, la población de garrapatas de los perros en interiores puede ser en extremo dañina para los seres humanos. Para prevenir la transmisión de enfermedades por garrapatas, es importante inspeccionar el pelaje de todas las mascotas con regularidad.

Después de identificar una garrapata, tome mucho cuidado de no aplastar su cuerpo o dejar su aparato bucal dentro de la piel de la víctima. Una remoción incorrecta puede causar una infección o fomentar la transmisión de bacterias peligrosas. Si su mascota exhibe un comportamiento anormal, puede haber desarrollado una enfermedad causada por las garrapatas. Consulte a su veterinario para opciones de tratamiento.