Orkin

For your convenience and immediate attention, call

Infestaciones de Garrapatas en los Alces

Las causantes de infestaciones de garrapatas en los alces son las garrapatas del invierno. La garrapata del invierno es un parásito que se alimenta de los mamíferos ungulados, tales como los ciervos de cola blanca, los bisontes, los caribúes, los alces, los uapitíes y las mulas.  Este parásito es conocido por enfermar a los uapitíes, los caribúes y los ciervos. Un ciervo infestado puede cargar una gran cantidad de garrapatas de invierno a la vez. Los ciervos tiernos son particularmente susceptibles.

Los huevos de la garrapata de invierno eclosionan en larvas en el verano y por sí mismas se prenden al anfitrión en el otoño. Las garrapatas permanecen pegadas al hospedador a través de todo su ciclo de vida. La larva consume una comida de sangre en el otoño y pasa a la fase de ninfa. En enero, la ninfa consume otra comida de sangre y pasa a la fase de adulta. Los síntomas aparecen en los últimos días del invierno y en la primavera, cuando las garrapatas adultas se desprenden del hospedador para poner sus huevos. El ciervo infestado se lame intensamente. El animal puede hacerse parches de pelaje por rascarse para desprender las garrapatas. Sin embargo, las garrapatas de invierno son más conocidas por enfermar a su anfitrión debido a su comportamiento alimenticio; una infestación severa puede conducir a la muerte por emaciación e hipotermia.

La infestación de garrapatas en los ciervos es común en Norteamérica. Las garrapatas de invierno fueron descubiertas en 1869 y son conocidas por permanecer en su hospedador durante todas las fases de su vida.