Orkin

For your convenience and immediate attention, call

La Fiebre por Garrapatas

Las garrapatas duras son causantes de diversas clases de fiebres. La fiebre por garrapatas abarca la Fiebre por garrapatas de Colorado, la Fiebre de las Montañas Rocosas y la Fiebre recurrente.

La Fiebre de las Montañas Rocosas es las más peligrosas de todas ellas. Si no es tratada correctamente y a tiempo, esta fiebre puede resultar fatal. Los síntomas de la Fiebre de las Montañas Rocosas son a menudo confundidos con gripe. Las víctimas pueden experimentar fotofobia, sarpullidos de color rojo o negro, confusión y alta fiebre. La garrapata americana del perro, la garrapata de madera de las Montañas Rocosas, la garrapata marrón del perro, la garrapata de la estrella solitaria y la garrapata de la Costa Pacifica transmiten dicha enfermedad.

Aunque la Fiebre Recurrente puede causar la muerte, casos tan serios son raros. El primer signo de la Fiebre Recurrente es una fiebre continua que dura de cinco a 15 días. Luego desaparece pero reemerge más tarde. La segunda etapa de la Fiebre Recurrente tiene un término de dos a nueve días si no se trata con antibióticos. Si la víctima toma antibióticos, los síntomas de esta fiebre deben decrecer en 24 horas.

La Fiebre por garrapatas de Colorado es común a través de la región oeste de los Estados Unidos. Los síntomas son similares a los de otras fiebres de garrapatas y pueden incluir fatiga, náuseas, vómito, fiebre, escalofríos y sarpullido. La fiebre asociada con la Fiebre por garrapatas de Colorado es similar a la fiebre experimentada por las víctimas de la Fiebre Recurrente: tiene dos etapas que difieren en duración.