Orkin Español

Para atención inmediata, llame

La Larva de la Garrapata

El ciclo de vida de una garrapata está compuesto por cuatro fases: huevo, larva, ninfa y adulta. La larva de la garrapata es muy pequeña, se asemeja a una semilla de amapola, y tiene seis patas.  Eclosiona del huevo en un lapso de 19 a 60 días. De tal manera, es raramente advertida a menos que sea encontrada en grupo.

Inmediatamente después de eclosionar, la larva busca un anfitrión. Ella se alimenta del primer anfitrión que encuentra y adquiere un color rojizo después de cada comida. En algunas especies, las larvas juntan sus patas y se adhieren a un hospedador en grupo.

La larva permanece adherida al hospedar de tres a seis días antes de desprenderse. En algunos casos, la garrapata se vuelve a prender por sí misma al mismo hospedador después de entrar a la fase de ninfa. Algunas especies de garrapatas, como la garrapata del invierno, permanecen atadas al mismo hospedador durante toda su vida.

La larva algunas veces muere si no logra encontrar un anfitrión disponible. Sin embargo, la larva de la garrapata puede sobrevivir durante largos periodos sin comida.