Orkin

For your convenience and immediate attention, call

Pulgas y Garrapatas

Las pulgas y garrapatas son parásitos por su naturaleza y viven de anfitriones mucho más grandes que ellas. Tanto las pulgas como las garrapatas se alimentan de la sangre de los anfitriones que han escogido y transmiten varias enfermedades.

Como otros arácnidos, las garrapatas adultas poseen cuatro pares de patas. Sin embargo, la larva de las garrapatas sólo tiene seis patas y consigue su cuarto par de patas después de mudar. Sus territorios no son definidos por ubicaciones específicas; en cambio, las garrapatas tienden a vivir dentro de los hábitats de su hospedador preferido. Por esta razón, las garrapatas pueden ser encontradas en áreas tan diversas como bosques, pantanos y viviendas humanas.

Las pulgas son insectos con seis patas. Ellas poseen alas pero son incapaces de volar. Sin embargo, su cuerpo plano y patas largas las habilitan de una destreza impresionante para brincar y para moverse con facilidad a través del pelaje o la piel del animal. Las pulgas son encontradas a través de todo el mundo y muchas especies residen principalmente dentro de las viviendas humanas.

Las picaduras de las pulgas y las garrapatas causan molestias que van de grado moderado a severo, de brotes pequeños de color rojo a heridas necróticas de los tejidos. Mientras que ni las pulgas ni las garrapatas escogen a los seres humanos como huéspedes principales, ambos parásitos son conocidos por picarlos y alimentarse de ellos en ausencia de otra comida.