Orkin Español

Para atención inmediata, llame 866-949-6097

Libélulas

Libélulas:  Datos, Identificación y Control

Las libélulas son grandes insectos voladores y desde hace miles de años habitan la tierra. Los registros fósiles indican que durante el periodo Jurásico las libélulas fueron mucho más grandes que las actuales. Las libélulas son miembros del orden Odonata. Existen varias especies en los Estado Unidos.Las libélulas adultas tienen dos pares de alas. Las alas traseras son un poco más grandes en la base que las alas delanteras.  Este insecto no dobla sus alas cuando aterriza y las mantiene extendidas aún cuando esté en reposo.La mayoría de las libélulas son consideras benéficas porque se alimentan de mosquitos, moscas y otros insectos voladores. Las libélulas también han sido observadas consumiendo termitas con alas cuando ellas están saliendo de sus nidos para el vuelo nupcial. En algunas culturas las libélulas son consideradas como signo de buena suerte, pero en otras, son consideradas nocivas. Por ejemplo, en algunas partes de Europa los granjeros avícolas temen a las libélulas y quizás se debe a que algunas especies pueden ser hospedadoras de gusanos que resultan perjudiciales para las aves de corral y las aves acuáticas.Las libélulas adultas depositan sus huevos en el agua o sobre plantas acuáticas. Cuando el huevo eclosiona en larva, viven en el agua. Las larvas tienen branquias en el abdomen que utilizan para respirar debajo del agua. Incluso, usan las branquias para poder moverse en forma de “propulsión a chorro” dentro del agua. Las larvas comen larvas de mosquitos y otros insectos acuáticos. Las larvas grandes pueden comer renacuajos y peces pequeños.Cuando las larvas de las libélulas se transforman en adultas, salen del agua. Mientras se secan, su piel se divide y de allí emerge la libélula adulta. Este proceso usualmente tarda varias horas y ocurre durante la noche. Una vez sus alas están secas, las libélulas adultas vuelan en busca de comida. Regresan al agua sólo para aparearse y poner los huevos. Las libélulas machos ciernen sobre el agua para proteger el área de reproducción. Debido a que estos insectos son considerados benéficos, el uso de insecticidas es rara vez necesario para su control.