Orkin

For your convenience and immediate attention, call

Los Huevos de la Pulga del Gato

La Pulga del Gato, como todas las pulgas, pasa por tres fases de desarrollo antes de emerger como adulta: huevo, larva y pupa. Primero, la hembra de la pulga del gato pone sus huevos en el cuerpo anfitrión, los cuales caen después a la tierra y eclosionan como larvas entre uno y doce días. Permanecen en la fase de larva por una o dos semanas, punto en el cual empieza el estado de pupa. Esta fase típicamente se extiende de cuatro a 18 días. La superficie exterior pegajosa de la pupa de la pulga del gato atrae hacia ella mugre para crear un exterior camuflado. Después de completar la fase de pupa, emergen las adultas.

Una vez emerge la pulga adulta joven del gato, inmediatamente inicia la búsqueda de un anfitrión, de cuya sangre se pueda alimentar para sobrevivir y reproducirse. Ella también pondrá sus huevos sobre su anfitrión. La hembra de la pulga del gato pone entre cuatro y ocho huevos después de cada comida de sangre y de este modo produce una nueva generación de pulgas.

Los huevos de esta pulga son de forma ovalada y de color blanco. Son extremadamente pequeños, midiendo solamente 1/64 de pulgada de largo. Tienen una superficie seca y suave, lo cual los hace aptos para deslizarse hacia el suelo. Los huevos de la pulga del gato son casi imposibles de ver contra superficies toscas, como un tapete o tendidos.

Ambientes tibios y húmedos son los más propicios para que la pulga del gato se desarrolle. En ambientes secos y fríos los huevos pueden morir antes de eclosionar y la larva y la pupa puede tomar más de un año para completar su evolución.

Ciclo de Vida de las Pulgas