Orkin

For your convenience and immediate attention, call

El Aguijón del Escorpión

La mayoría de escorpiones tiene cuerpos alargados y colas segmentadas que están equipadas con un aguijón venenoso y afilado.  Los aguijones tienen púas y su propósito es tanto defensivo como ofensivo. Ellos poseen una glándula venenosa que, al momento de la picadura, genera  una herida venenosa. Los escorpiones pueden picar repetidamente.

El aguijón del escorpión es curvo y se parece mucho al de las avispas. El aguijón se encuentra al final de la cola arqueada del escorpión y es utilizado para paralizar y matar presas,  como lagartos y culebras. Los escorpiones sostienen sus presas, como insectos y las arañas, haciendo uso de sus grandes pinzas frontales, para picarlos.

El veneno de los aguijones es suficientemente poderoso para inmovilizar, e incluso, el de algunos escorpiones puede causar efectos fatales en los seres humanos.

Estudios han revelado que una sola especie de escorpión puede llegar a contener de 40 a 50 toxinas en su veneno. Sin embargo, de las 1.200 especies conocidas de escorpiones, tan sólo unas 50 de ellas son consideradas una amenaza para las personas. La mayoría de las picaduras de escorpiones sólo causan un dolor e inflamación similar al de la picadura de una avispa, a menos que la persona picada  sea alérgica a su veneno.

Aún en nuestros días se siente terror ante la idea de los escorpiones porque se cree que su picadura puede ser mortal. Algunas de las especies más venenosas viven en África, India, México y Arizona. La especie Centruiroides Sculpturatus (Alacrán de Corteza de Arizona) es el escorpión más peligroso en los Estados Unidos.

 

El aguijón del escorpión

Anatomía de los escorpiones

¿Cuánto mide un escorpión?