Orkin

For your convenience and immediate attention, call

Picaduras de Escorpiones

Todos los escorpiones usan su picadura como un mecanismo de defensa o como un arma para incapacitar a las presas. La severidad de la picadura varía según la especie del escorpión.

Algunas picaduras son leves, como la de una abeja, resultando usualmente en un dolor mínimo, con poca inflamación pero sensible al tacto. Sin embargo, algunos de los escorpiones existentes propinan picaduras peligrosas que pueden resultar en la muerte.

Algo que le es común a todos los escorpiones es que su picadura contiene un veneno compuesto por sustancias neurotóxicas. La picadura del Escorpión de Australia, el Androctonus Australis, es considerada mortal. La cola gorda de este escorpión inyecta grandes cantidades de veneno a su presa. Dado que la inyección de veneno es mayor que la usual, esta picadura resulta mortal para la víctima. Las personas que sucumben a ella son a menudo niños, personas mayores y gente con el sistema inmunológico débil.

Algunos escorpiones, como el Escorpión Emperador, propinan picaduras como las de las abejas. Este escorpión no es agresivo y solamente pica cuando es provocado. Esta especie, de color negro azabache, es a menudo tomada como mascota.

Otro escorpión portador de una picadura mortal es el Escorpión del Desierto, también conocido como Escorpión Dorado Israelí o Escorpión Amarillo, por su apariencia. Esta especie produce una de las picaduras más venenosa y puede matar presas fácilmente. Después de la picadura, los síntomas incluyen fiebre, coma, convulsiones, aumento del ritmo cardíaco y de la presión arterial y aumento en la secreción de fluidos a los pulmones y bronquios.

Si un escorpión lo pica, proceda de la siguiente manera: lave el sitio de la picadura con agua y jabón, aplique compresas frías en el área para reducir la inflamación y manténgase en calma. Si los síntomas son severos, busque atención médica de inmediato.

“Mordiscos” de los escorpiones