Orkin

For your convenience and immediate attention, call

Cómo matar los ratones

Las trampas tradicionales de resorte son comúnmente usadas para matar a los ratones dentro de la casa. Ellas causan un desorden desagradable y pueden amputar a los roedores atrapados en lugar de matarlos y, en algunos casos, los propietarios tienen que rematarlos ellos mismos para poder desecharlos. Para mejor resultado, esas trampas deben ser puestas a ras de las paredes con las láminas de metal en frente de ellas.

Las tablas pegajosas también pueden ser efectivas. Esas trampas no matan al ratón por su contacto. En lugar de ello, el roedor atrapado muere de hambre o de estrés. Algunos ratones son capaces de liberarse de estas trampas pero otros especímenes mastican sus propios miembros tratando de hacerlo.

Las trampas eléctricas, también llamadas “zappar traps”, atraen a los roedores dentro del aparato y los encierra antes de mandarles una descarga electrónica letal. Aunque éstas son preferidas a las trampas de resorte y las tablas pegajosas, las trampas eléctricas son más costosas y requieren el uso de pilas.  Ninguna trampa es capaz de exterminar una población entera de roedores.

A pesar de que los venenos son más efectivos que las trampas, no es recomendable su uso dentro de las casas. Los venenos para roedores son tóxicos para los seres humanos y las mascotas y pueden ser ingeridos por descuido por los niños pequeños. Los roedores afectados también tienden a regresar después de consumir el veneno. Los especímenes muertos por lo regular se encuentran en lugares inaccesibles y, por ende, es difícil de eliminar el olor resultante. Serias infestaciones requieren los servicios de un profesional o un experto en el control de plagas.