Orkin

For your convenience and immediate attention, call

Excrementos de los roedores

Los excrementos de los roedores deben ser manipulados con extremo cuidado. Una  vez las heces están secas se convierten en depósitos de una variedad de peligrosas enfermedades y virus. Al ser manipulados con las manos, los excrementos secos liberan unas partículas en el aire que pueden pasar por los pasajes nasales y causar una infección.

No manipule en su casa los excrementos de un roedor sin tomar previamente medidas preventivas. Use guantes de caucho y máscaras bien ajustadas.  Evite barrer y aspirar el sitio porque al hacerlo puede liberar y dispersar partículas de virus. La esterilización de las áreas afectadas con aerosoles desinfectantes es recomendable.

Los excrementos, la saliva y la orina de ciertas especies de roedores son conocidas por transmitir el Síndrome Pulmonar por Hantavirus (SPHV).  Mover los excrementos provoca que el virus pase al aire en un proceso llamado aerosolizacion.  El ratón ciervo es el más común transmisor del SPHV.

Aunque la transmisión del SPHV es rara, si la condición no es tratada adecuadamente, puede ser mortal. Los síntomas incluyen taquicardia y taquipnea.  En casos severos puede presentarse un shock cardiovascular. El control de los roedores es aún considerado el método más efectivo en la prevención del SPHV. Comuníquese con el profesional de su localidad en el control de plagas para discutir las opciones de exterminio.

Contacte a un profesional en control de plagas de la localidad al primer signo de infestación de roedores. Los roedores no son solamente un peligro para la salud humana; también pueden comprometer la integridad de la estructura infestada por su continuos métodos de masticación. Adicionalmente, los roedores crían continuamente y su población crece rápidamente. Los métodos más efectivos de exterminio son aquellos administrados por un profesional entrenado en plagas.