Orkin

For your convenience and immediate attention, call

Las Termitas de la Madera Húmeda

Las Termitas de la Madera Húmeda:  Datos, Identificación y Control

Las termitas de la madera húmeda reciben su nombre porque fundan sus colonias en maderas con un nivel tan alto de humedad, que muchas veces se encuentran en franca descomposición. Estas termitas no anidan en el suelo. Ellas infestarán maderas que estén sobre la tierra, especialmente si ya se encuentran en proceso de descomposición. Las termitas de la madera húmeda son encontradas comúnmente a lo largo de  la Costa Pacífica. Por ser  tan abundantes en esta ubicación, son consideras una plaga económica.  También las hay en el desierto del Sudeste y al Sur del estado de Florida, pero ellas no son consideradas como plaga fuera de los estados de la Costa Pacífica. Hay muchas especies de termitas de la madera húmeda en los Estados Unidos.  Ellas son más grandes que las termitas subterráneas, muy comunes a lo largo del país.  Las reproductoras (termitas aladas) pueden tener una pulgada de largo, incluyendo sus alas. Los soldados pueden ser tan grandes como ¾ de pulgada. Ellos tienen una cabeza grande y una mandíbula (como pinzas) fuerte. Las termitas de la madera húmeda no tienen una casta de obreras, pero las ninfas, o termitas inmaduras, realizan las tareas de la colonia. Las ninfas pueden llegar a crece hasta ¾ de pulgada de largo. Cada colonia de termitas de la madera húmeda es fundada por un par de termitas aladas o reproductoras. Después de aparearse, la hembra encuentra un tipo de madera adecuada para construir  su nido. La reina produce poco huevos durante el primer año. Las colonias de estas termitas suele ser pequeñas, pero en condiciones ideales, pueden llegar a ser grandes. Al contrario de las termitas subterráneas, las termitas de la madera húmeda no tienen contacto con el suelo ni construyen túneles ni colonias en el subsuelo.  El interior de las maderas  que las  termitas de la madera húmeda infestan, por lo general   tienen una apariencia limpia y suave. Ellas se alimentan con los granos de la madera, especialmente  si ya está descompuesta.  Estas termitas suelen usar sus excrementos  para sellar su nido y prevenir que entre aire del exterior. Si la madera está demasiado seca, los excrementos utilizados para sellar caen dentro del nido, pero si la madera está húmeda, los excrementos se mantienen pegados a las paredes de las galerías de las termitas. Como la humedad es crítica para esta clase de termitas,  solucionar problemas de humedad es una parte  importante para su control.   Problemas en la tubería, fugas de agua en el techo o en los revestimientos exteriores, madera que esté tocando el  suelo e incluso drenaje de aguas pluviales, son ejemplos de lo que debe ser corregido para prevenir o eliminar estas termitas. Una vez los problemas de humedad hayan sido corregidos, la madera dañada podría necesitar ser reemplazada. A veces resulta  necesario el uso de madera tratada contra las termitas. La aplicación de termiticida en la madera es a veces conveniente. Debido a que estos tipos de tratamientos requieren herramientas y equipos especiales, es aconsejable comunicarse con un profesional en el control de termitas.