Orkin

For your convenience and immediate attention, call

Las Colonias de Termitas

Las termitas son insectos sociales y trabajan en grupo. Estos insectos viven en colonias gobernadas por sistemas rígidos de castas. Las tres castas difieren radicalmente en su apariencia y en sus responsabilidades.

Las obreras de las termitas son comúnmente encontradas residiendo en las paredes o vigas del piso de las casas. Son blancas en apariencia y usan las antenas para orientarse, en lugar de los ojos, dado que las obreras son ciegas. Esta casta de termitas es responsable de llevar comida a la colonia, cuidar a las otras castas y construir las galerías y túneles que forman físicamente la colonia. Las obreras usan una mezcla de barro, saliva y heces para crear los túneles de barro que les permite ir y regresar de sus fuentes de comida.

Los soldados son de color café-amarillento pálido y tienen cabezas y mandíbulas agrandadas. Las grandes mandíbulas de esta casta no les permite alimentarse por sí mismos y necesitan a las obreras para que los asistan en esta tarea. La única función de la casta de soldados es defender la colonia de sus atacantes. Los soldados ocasionalmente atacan a otras colonias de termitas. Sin embargo, la primera amenaza para cualquier colonia de termitas son las hormigas.

Las termitas reproductoras son un casta integral en la estructura de la colonia. Las jóvenes reproductoras son de color negro y tienen alas.  Cuando el nivel de humedad es apropiado, los machos y las hembras termitas participan en un vuelo nupcial, después del cual aterrizan y pierden sus alas. Estos insectos forman posteriormente nuevas colonias, de las cuales ellos serán los reyes y las reinas reproductoras.

 

Colonia de Termitas Formosas Colonia de Termitas Formosas

Los excremento de las termitas

El comportamiento de las termitas

Características de las termitas

¿Las termitas muerden?

Las termitas voladoras

Los enemigos de las termitas

Rasgos biológicos de las termias

Infestación de termitas en las alfombras

Las hormigas voladoras versus las termitas